Deportes

Sin abrazos ni diálogos, así se reanuda el fútbol en Corea

El viernes se reactiva la liga de ese país, con varias normas de distanciamiento.

No habrá apretones de manos, celebraciones tras los goles, ni diálogos entre los jugadores: el campeonato de fútbol de Corea del Sur se reanuda el viernes a puerta cerrada y con reglas estrictas dos meses después de la fecha prevista, debido a la pandemia del coronavirus.

Estas reglas de distanciamiento social buscan evitar una nueva propagación del covid-19 en este país, que fue uno de los primeros afectados por la pandemia, tras China, a principios de año pero que logró invertir la curva de las contaminaciones con una estrategia agresiva de test de todas las personas en contacto con enfermos.

(Lea también: Santiago Arias ya se sometió a la prueba de covid-19 para volver)

Seúl anunció el miércoles dos nuevos casos, elevando su total a 10.806, con 252 fallecimientos. Algunos países habían continuado jugando desde el inicio de la pandemia, como Bielorrusia o Turkmenistán, pero tienen un rol anecdótico en el
fútbol mundial.

Corea del Sur, semifinalista del Mundial-2002 y que sigue siendo una de las plazas fuertes del fútbol en Asia, es la primera nación importante en retomar sus competiciones nacionales.

(Lea también: ‘James es quien debe decir si la MLS es un retroceso’: Wílmer Cabrera)

La reanudación de la K-League atrae a las cadenas de televisión, impacientes de poder volver a proponer partidos en directo a los aficionados con ganas de fútbol. Diez difusores extranjeros, de China a Hong Kong, pasando por Croacia, compraron de este modo los derechos de difusión de la próxima temporada, según la K-League, que afirma también haber recibido peticiones procedentes de otros países (Alemania, Francia, Italia, Estados Unidos, Australia).

Béisbol y golf también

Los espectadores podrán volver progresivamente a las tribunas, cuando se vayan suavizando las medidas de restricción por el gobierno. La federación surcoreana de
fútbol había ya autorizado los partidos de pretemporada a poder disputarse desde el 11 de abril.

El partido de apertura de la K-League, que cuenta con doce clubes, opondrá al actual campeón, Jeonbuk Hyundai Motors, entrenado por el portugués Jose Morais, un antiguo adjunto de José Mourinho, al vencedor de la Copa, Suwon Samsung Bluewings.

Sobre las medidas restrictivas en los partidos, el capitán del equipo Incheon United, declaró que será casi imposible que los jugadores no puedan hablar entre ellos durante los partidos. «Es imposible no hablar a tus compañeros de equipo», declaró Kim Do-hyeok.

«Si no pudiéramos hablar sobre el terreno, no podríamos tampoco jugar al
fútbol», añadió.

El deporte va volviendo poco a poco a la península, donde la temporada de béisbol comenzó el martes con cinco partidos a puerta cerrada, y el Korea Ladies Professional Golf Association (KLPGA) Championship será el primer torneo de golf en disputarse en el mundo desde el inicio de la pandemia, a partir del 14 de mayo en Yangju, al este de Seúl.

AFP

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir Chat
Whatsapp
Hola ¿Cómo te podemos ayudarte?